viernes, 5 de noviembre de 2010

Rafael Navarro



A sus 70 años Rafael Navarro mira hacia atrás sabiéndose uno de los grandes nombres de la fotografía en España. Sus trabajos se han expuesto en museos del mundo entero y forman parte de importantes colecciones. Es muy conocido por sus dípticos, yuxtaposición de dos imágenes sin relación aparente. De respuestas cortas pero certeras, Rafael habla con nosotros de su estilo y trayectoria.

¿Cómo surgió la idea de los dípticos?

Siempre he trabajado mucho la descontextualización del sujeto que fotografío para conferirle otro significado diferente a lo que sería una representación ortodoxa del mismo.

Desde este planteamiento me surgió la idea de crear una serie de piezas en forma de díptico, pero como mi propósito era que se leyeran las dos imágenes al mismo tiempo, cambié la forma habitual de los dípticos a composición vertical. De este modo el espectador de la obra se enfrenta simultáneamente a las dos fotografías y la suma de ambas proporciona una nueva entidad.

Están realizados con dos placas de 13x18 cm. y el tiraje de época se hizo por contacto.

Tus imágenes rebosan sensualidad femenina. ¿Nunca has reflejado el cuerpo del hombre?

Casi nunca.

Háblanos de Cuerpos Iluminados

Es una exposición retrospectiva, comisariada por Rosa Olivares y que traza un recorrido por mi trabajo, desde los comienzos en 1975 hasta el 2006, fecha de dicha exposición.

En el catálogo de la misma se incluyen, además de las 147 piezas expuestas, un catálogo razonado que comprende toda la obra realizada en dicho periodo.



¿Es lo mismo un desnudo hoy que hace cuarenta años?

Todo es igual que hace cuarenta años y todo es diferente que hace cuarenta años. Depende de los ojos que leen la obra, de su bagaje cultural, de su sensibilidad, de su capacidad de interpretar, de si coincide o no con la “frecuencia” del autor.

Sí hay que tener en cuenta que la naturalidad con que hoy se contempla un desnudo dista mucho de la forma en que se veía en los años de la dictadura.

¿Utilizas el color para alguna parte de tu obra o eres fotógrafo de blanco y negro?

Todo mi trabajo lo he realizado en blanco y negro y con fotografía química.
Actualmente estoy experimentando con sistemas digitales y en color, pero todavía no he presentado nada en público.



Desde que empezaste en esto las cosas han cambiado mucho. ¿Ha condicionado el avance de la técnica tu forma de ver la fotografía?

Dentro de la técnica de la fotografía química los cambios no han sido espectaculares y por tanto el trabajo es muy similar a los comienzos.

El gran salto es pasar a la fotografía digital y para contestar bien a esta pregunta creo que debes volver a hacerme dentro de algunos años.

¿Qué nos perdemos al abandonar el analógico?

La magia de ver emerger en la cubeta del revelador la fotografía definitiva.

Si se sabe buscar... ¿todo tiene foto?

Casi todo.



¿Qué vigencia tiene la abstracción en la fotografía?

La misma que en cualquier otra disciplina de artes plásticas.

Con tanto ruido, ¿qué tiene que hacer hoy un amante de la fotografía para que su trabajo destaque?

Trabajar mucho, ser sincero con su obra, no dejarse manipular por el medio ni por las modas y ser muy perseverante. El camino es largo, lento e inseguro.

¿Qué sientes cuando revisas tu obra?

Estoy contento de haberla creado y triste al pensar que el camino recorrido lleva consigo haberme hecho bastante viejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada