lunes, 22 de noviembre de 2010

Usa





















En un viaje a Praga, por el centro de la ciudad me despisté un momento del grupo para tomar una cerveza en un bar. Apoyado en la barra y junto a mí, se acomodó este hombre que, sin cortarse un pelo, me dijo que si le invitaba. Mi asombro fue, no porque lo pidiese tan descarado, sino porque me hablase en español sin haberme oído decir una sola palabra. Accedí gustosamente a su petición y lo primero que le pregunté fue que por qué sabía que yo era español, y la verdad es que le resultó muy fácil, me contestó que porque me vio el paquete de ducados. Llevaba unas botas marrones muy gastadas, como de montañero, pero reparadas con unas suelas negras rayadas con alambre incrustado, muy similares al envés de los neumáticos. Unos vaqueros rotos (por uso) y la camisa y gorra de militar, made in usa, que se aprecian en la foto. El buen hombre me comentó que sabía varios idiomas y que cursó estudios universitarios, la verdad es que se le veía bastante culto, aunque ahora no recuerdo qué había estudiado,  así como tampoco su nombre de pila. Estuvimos hablando un buen rato, hasta que uno de mis compañeros pasó al bar para avisarme y continuar con la visita a la ciudad. Mi invitado salió con nosotros y no pude evitar pedirle que me dejase tomarle una foto. Se echó a reír y me comentó que no le gustaba posar, pero en ese momento, y por extraño que parezca, sacó del bolsillo de su vaquero una manzana medio mordisqueada, se situó al lado de un rótulo, que todavía no tengo la más remota idea de lo que significa, dio un bocado a la manzana y sonrió. Todavía, cuando miro la fotografía, su sonrisa me evoca el momento de la conversación como si fuese hoy mismo. Hablamos de Usa, y de perestroïka. Y ahora que lo pienso, creo que no era tan mayor como aparenta, y también creo que hubiese hablado más veces con él.

4 comentarios:

  1. Qué tal Juan Carlos, el rótulo de atrás dice: "miembros para el desarrollo del departamento del hierro", a continuación los tres nombres de dichos miembros F. Tittelbach, Tittelbach y Kasparek" y al final una frase cortada, que lo mismo puede ser "calle de la memoria" que "en su memoria", me inclino más por lo segundo.
    Puede decir ésto o algo completamente diferente; mi traductor de checo no es demasiado fiable.
    Si hay por ahí algún checo, por favor que nos aporte algo de luz.
    Respecto a la foto, es una pena que siempre viajemos con prisa, este tipo tenía un reportaje para él sólo y algo más importante... una tarde de charla.

    ResponderEliminar
  2. Que precioso relato y que fotografía tan expresiva.
    Indudablemente tu sensibilidad logra extraer de esa persona lo mejor. Y recíprocamente ese buen hombre te dedicó esa especial sonrisa que muestra a la cámara.
    Que lindos recuerdos y que bueno que a veces logremos inmortalizarlos en una fotografía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Una imagen vale más que mil palabras. Hay veces que al ponerle texto a una imagen le hacemos perder peso. No es el caso. Muy buena la historia y, como dice Paco, el personaje es para haber echado la tarde entera con él. Muy bien, Juan Carlos.

    ResponderEliminar