sábado, 17 de marzo de 2012

Digital a negativo



A raíz de escribir este artículo, recibo un curioso mensaje de correo electrónico. Se trata de una empresa que transfiere los archivos digitales a negativos analógicos. Sí, está bien escrito: de digital a analógico. La idea es preservar las imágenes en un formato cuya duración se ha demostrado larga en el tiempo. El precio no es excesivo pero, como podemos deducir, este servicio está pensado para conservar las mejores fotos y no para todo un archivo digital de miles de ficheros. Otra opción es convertirlas a diapositivas para ver nuestros reportajes digitales en el proyector de siempre. Desconozco el acabado y la calidad de este tipo de servicios pero la idea parece interesante, al menos para ciertos proyectos. Más información aquí.

1 comentario:

  1. interesante, un poco caro pero interesante....
    ahora como quedará y como lo harán....

    ResponderEliminar