viernes, 18 de marzo de 2011

Minamata, La bahía maldita





































¿Cambiaremos algún día los humanos?

Con la desgraciada catástrofe de Japón, uno se ha propuesto informarse de manera más profunda sobre las centrales Nucleares y todo lo que las rodea.

Un fotógrafo amigo mío me habló hace algún tiempo sobre el significado de la primera fotografía que aquí se expone. Una madre bañando a su hija afectada por esta enfermedad.
Buceando por Internet he llegado nuevamente a MIMATA, decidiendo a la postre informarme también al respecto sobre los motivos de aquella enfermedad. Me gustaría compartir con vosotros la información de esta catástrofe de la que apenas se ha oido hablar.

No se, pero tengo la sensación que estas fotografías se volverán a poner de actualidad más de medio siglo después.

y tu, ¿que opinas?

Minamata era un pueblo pesquero en la isla Kyushu al extremo sur de Japón. Un lugar tranquilo del mar de Shiranui. Sin embargo la armonía estaría por romperse. Una de las peores catástrofes humanas estaba por comenzar.

En la década de los años 50, los gatos del pueblo empezaron a comportarse de manera extraña. De la nada enloquecían y se tiraban al mar, como si fuese un suicidio. A esto siguieron otros animales como aves, cerdos, perros, etc. Todos los animales empezaban a volverse locos.


Al poco tiempo los niños y adultos que habitaban la bahía empezaron a presentar síntomas como ataxia (torpeza o pérdida de coordinación), alteración sensorial en manos y pies, deterioro de los sentidos (vista y oído), debilidad, parálisis y muerte.

En la bahía Minamata estaba instalada la Corporación Chisso. Chisso, significa en japonés nitrógeno, el nombre se debe a que esta corporación comenzó produciendo fertilizantes nitrogenados para después convertirse en una petroquímica. En 1932 la empresa comenzó a desarrollar plásticos, medicamentos y perfumes a través del uso de un compuesto químico llamado acetaldehído, este químico tiene como componente clave al mercurio.

Desde 1925 la corporación tiraba sus desechos líquidos directamente a la bahía. En aquellos tiempos se pensaba que si se liberaba al ambiente una sustancia contaminante que no podía ser absorbida por los seres vivos no había entonces ningún inconveniente en contaminar. Sin embargo, muchos metales pesados como el mercurio tienen la capacidad de quedarse en el cuerpo de los organismos.

El Dr. Hajime Hosokawa del servicio de salud de la Corporación Chisso, reportó el 1 de mayo de 1956 que se estaba presentando una extraña enfermedad del sistema nervioso central en los habitantes de Minamata. Hosokawa correlacionó la enfermedad con la dieta basada en pescado de los pobladores y la comparó con la enfermedad parecida que sufrían los gatos, quienes también tenían una dieta a base de pescado.

El pescado acumuló gran cantidad de mercurio a lo largo de su vida. El mercurio que contenía el pescado pasa a retenerse en el cuerpo de esa persona. La ingestión de una dieta basada en pescado hizo que la cantidad de contaminante acumulado en el cuerpo provocara graves alteraciones en el organismo.

El mercurio se almacenaba en el organismo de los peces

A pesar de estos estudios Chisso siguió negando su responsabilidad diciendo que el mercurio que arrojaba a la bahía no era la causa de la extraña enfermedad.

No fue hasta 1968 que Chisso dejó de arrojar efluentes líquidos con mercurio al agua y solo porque el proceso que utilizaba mercurio se tornó obsoleto.

La Corte de Kumamoto determinó que la Corporación Chisso contaminó el agua de la bahía de Minamata con 27 toneladas de compuestos con Mercurio entre 1932 – 1968.

En 1974 solo 798 personas fueron oficialmente reconocidas como afectadas por laEnfermedad de Minamata. Estudios posteriores realizados por la Prefectura de Kumamoto a 80.000 personas detectaron que más de 3.000 personas habían sufrido la enfermedad. Esto sin contar el gran impacto que causaron las altas concentraciones de metilmercurio en el ecosistema de la bahía.

Desde 1974 hasta 1990 el gobierno de Kumamoto llevó adelante un proyecto que consistió en dragar 1.500.000 metros cúbicos de sedimentos y disponerlos en un relleno de 58 hectáreas. Llevar a cabo este proyecto costó 48 billones de yens. De esta suma de dinero la Corporación Chisso, por ser responsable de la contaminación, tuvo que pagarle al estado japonés 30,5 billones de yens para llevar adelante la remediación.

En octubre de 1997, las autoridades regionales deciden sacar los tres kilómetros y medio de redes que durante 24 años habían cerrado la bahía de Minamata. Con esto se daba la reapertura de la zona afectada donde supuestamente ha desaparecido cualquier rastro de mercurio.

El siguiente video es un mini documental que habla sobre la catástrofe de la bahía de Minamata. Es impactante ver el comportamiento de las personas y animales que sufrieron la enfermedad de la bahía.



Volvemos al año 2.011. Fotos actuales de la alarma nuclear en Japón.
y tu, ¿que opinas?
Información recogida de http://deokis.wordpress.com

1 comentario:

  1. Pues no sabia nada sobre esta enfermedad, pero te agradezco que me la hayas dado a conocer.

    Impactantes la imagenes. El sufrimiento que el ser humano puede llegar a producir a si mismo y al resto de seres vivos es desesperanzador.

    Por desgracia no creo que este hecho cambie nunca. La raza dominante siempre se toma el poder de su mano, y aqunque el 99,9% sean seres que no harian ningun mal al resto, queda un 0,01% que es suficiente para provocar todo el sufrimiento restante a la humanidad.

    Saludos

    ResponderEliminar