jueves, 8 de agosto de 2013

Rafael Sanz Lobato



















Con las Nikon a punto y su Seat 600, recogía sobre todo esa España en fiestas. Las verbenas y celebraciones tradicionales que, modernidades aparte, aún perviven en cualquier pueblo. Rafael, que recibió el Premio Nacional de Fotografía en 2011, tomaba las fotos sin preguntar y pasaba lo más desapercibido que podía. No aceptaba poses estudiadas ni previas medidas al milímetro. Era un disparo en el momento justo.
Más información aquí.

4 comentarios:

  1. Un maestro sin pelos en la lengua.
    http://www.ivoox.com/fotomata-programa-143-entrevista-a-rafael-sanz-audios-mp3_rf_922753_1.html

    ResponderEliminar
  2. Gran aportación Angel y una vista algo "yuyu" esta que ilustra la entrada :()

    ResponderEliminar