viernes, 27 de diciembre de 2013

st


6 comentarios:

  1. Me imagino que en El Rastro. Me sorprendí la primera vez que fuí y me sigo sorprendiendo. La foto lo define y resume muy bién.
    ¡No vea la carita de la santa!, me recuerda mis noches infantiles rodeadas de retratos de difuntos, almanaques de santa Lucía con los ojos en una bandeja y de animas benditas en las santas y purificadoras llamas del purgatorio, todo ello aderezado e iluminado lamparitas de mariposas flotando en aceite y chisporroteando,¡vaya tela!

    ResponderEliminar