martes, 30 de noviembre de 2010

José Manuel Navia



"Mi fotografía más personal nace a partir de mi trabajo documental. La literatura nutre mis imágenes, de raíz profundamente ibérica. Siguiendo esa huella viajo por el mundo". (J.M. Navia)

¿A una buena novela le sobran las imágenes como a una buena foto le sobran las palabras?

Podríamos decir que en principio sí, pero depende. Hay veces en que palabra e imagen conviven bien y crecen una junto a otra. Además no olvides que los escritores hablan mucho de "imágenes literarias"...

¿Qué te ha ido sobrando conforme han pasado los años?

Uff, muchas cosas. En lo puramente material, buena parte de los cachivaches de mi equipo: ahora basta con una buena cámara, una o dos ópticas y poco más. Y en lo demás... he ido intentando que la vida me fuera enseñando a ser cada vez más austero, para así gozar de mayor libertad.



Es casi España y sin embargo sigue estando lejos. ¿Qué tiene Portugal?

La fascinación de lo cercano, lo que podemos comprender, una cultura compartida; y a la vez la fascinación también de lo que siendo cercano, es distinto, y por ello nos complementa y nos ayuda a definirnos.

"Lo que nosotros vemos de las cosas son las cosas". Lo dijo Fernando Pessoa. ¿Valdría como título para esta entrevista?

No estaría mal. Sí, soy de los que cree que es nuestra mirada la que inventa el mundo.

¿Qué tiene Machado que enseñarle a un fotógrafo?

¡Tanto! Por resumir, digamos a que a distinguir los ecos de las voces.



Tú que has viajado... ¿el hombre es igual en todas partes?

En lo esencial creo que sí: los mismos miedos, los mismos afanes, el deseo de que sus hijos vivan mejor que ellos... y en lo más superficial, deliciosamente distintos.

¿Olvidaste el carrete para siempre?

Creo que sí, y a día de hoy, sin demasiada nostalgia.

¿Tanta diarrea digital repercute en la fotografía que se hace hoy? ¿En qué sentido?

El problema no es la fotografía digital, sino el mundo digital: esta civilización del espectáculo y el cambio brutal de valores que ello conlleva. La fotografía en sí, el uso de la cámara para mirar el mundo a través de ella, no cambia tanto como dicen algunos.



Le preguntaron una vez a Billy Wilder si era aconsejable que los cineastas supieran escribir bien. Él respondió que era preferible que supieran leer...

Absolutamente de acuerdo para los fotógrafos (y para cualquier persona ¿no?) Leer palabras y, aunque parezca una obviedad, leer imágenes, y conocer la historia y a los verdaderos maestros del medio.

En tus imágenes hay silencio, reposo y sabor a tiempos perdidos. Eso vende poco hoy, ¿verdad?

No sé, tal vez, pero en cualquier "hoy" cabemos muchos, distintas opciones, y puede que nuestro trabajo no sea masivo, pero si es sincero siempre conectaremos con algunos semejantes. Lo que más me importa es no traicionarme demasiado a mí mismo y respetar a los demás y a la realidad que nutre mi trabajo. Haciendo eso que más me importa he llegado hasta aquí y no me faltan ganas para seguir adelante.

2 comentarios:

  1. Desde que compré el PhotoBolsillo de Navia hace varios años, he seguido su trabajo. Me parece fascinante la manera tan natural de fotografiar, de mostrarnos el mundo. Soy incapaz de distinguir si una foto suya es digital o diapo, sigue los mismos patrones, y eso me gusta.
    Gracias a él he empezado a aficionarme a la fotografía literaria y por ende a leer y es apasionante. Muchas gracias Navia.

    Me gusta Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la energia que desprende este fotografo. Y lo entusiasta que es.


    Buen trabajo Antonio.

    ResponderEliminar